Otras Lenguas, Otros Paisajes

Página sobre lengua y culturas minoritarias

Nacionalismo vasco e historia. Algunas opiniones.


Algunas opiniones sobre singularidades vascas y sobre la historia del nacionalismo vasco, en sus procesos iniciales, podrían ilustrar el tema desde el punto de vista histórico.

 Dice Ramiro Pinilla en su Guía Secreta de Vizcaya: “Desde que aprendió a hablar, la tribu de los vascos se reunió a ventilar sus asuntos bajo un árbol. Símbolo y reliquia de todos los robles de la democracia que fueron sucediéndose de modo directo a través de los milenios es el “árbol viejo”. Dice el Fuero que “las leyes fueron antes que los reyes”.Estos acudían a jurarlos sobre el árbol, a jurar un derecho y no unas concesiones.”

Fernando el Católico hubo de jurarlos el 30 de julio de 1476.

“Vizcaya tardó mucho en tener leyes escritas porque no le hacían falta. Su única ley era la costumbre. Los Fueros quedaron derogados en 1876.

“El Fuero considera a las casas- “etxe” -recintos sagrados, porque en ellas no solo vivían los vivos, sino también los muertos, enterrados en su suelo, debajo de las habitaciones. La casa transmitía su carácter sagrado e inviolabilidad a sus habitantes, quienes, ante el Fuero todos eran iguales.”

Según Luis Suarez Fernández en su “Introducción histórica “a País Vasco , “Durante la Restauración, con cierto retraso respecto a Cataluña, comenzó a prestarse atención a la lengua y a la cultura vascas. El fenómeno forma parte de una tendencia generalizada en Europa. El movimiento partió de San Sebastián. [ …] Lo que diferencia el nacionalismo vasco del catalán es que no tuvo un precedente del tipo de la renaixença porque no existía una literatura euskérica  que pudiese ser rescatada….en el fondo del nacionalismo latía un subconsciente repudio de la derrota en las guerras carlistas: la parte mejor había sido injustamente vencida por el centralismo pervertidor; era preferible separarse de él. En 1894 Arana fundó el Euskaldún Batzokija, y, al año siguiente, el Bizkai Buru Batzar, que se proclamó republicano y antiliberal. [….] La meta fijada inicialmente era la constitución de una federación de siete repúblicas vascas, cuatro segregadas del estado español y tres del francés. Poco después de la muerte de Sabino Arana los dirigentes abandonaron algunas de las demandas, entre otras el credo republicano, buscando su implantación en los sectores más conservadores, incluyendo una parte al menos del gran empresariado capitalista.

El movimiento nacionalista vasco, necesita para ser comprendido de la consideración de tres factores simultáneos: la supresión de los Fueros de 1876… [ el segundo] El factor religioso y el tercero el factor étnico: los vascos hablan una lengua distinta y poseen una etnia distinta. […] No es cada uno de los factores separadamente sino la combinación de todos ellos lo que determina los ideales de la vasconeidad  como opuesta a la españolidad.

Anuncios

junio 24, 2007 - Posted by | Historia de Euskadi

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: